• Envíos GRATIS en pedidos superiores a 30€*

5 claves para mantener un cuidado íntimo adecuado

La zona íntima de la mujer requiere una atención y unos cuidados muy específicos ya que tiene características propias. Para preservar la salud y el bienestar de la zona vaginal es vital adquirir unos hábitos que nos ayudarán a sentir un mayor confort y evitarán posibles infecciones, irritaciones o molestias. Por ello, os facilitamos algunas claves para conseguir un correcto cuidado de esta zona de la anatomía femenina tan delicada y sensible.

Para empezar, es fundamental mantener una higiene diaria que no altere el pH ni afecte al equilibrio natural de la flora protectora vaginal. No es recomendable usar el mismo jabón de ducha para la higiene íntima ni hacer una limpieza excesiva ya que puede aparecer sequedad o irritación, así como infección por hongos. SingulaGynec Higiene Íntima es un gel suave que regula el pH de la zona íntima, neutraliza el picor y olor de la mucosa y, además, estimula las proteínas antibióticas naturales de la piel.

Muchas veces se intenta mantener la limpieza y frescura de la zona íntima con desodorantes, sprays o duchas vaginales. Hay que ser extremadamente cuidadosas porque, a menos que sea por indicación médica o ginecológica, pueden causar reacciones alérgicas o irritaciones. La zona genital interna es muy delicada y tiene un sistema de limpieza natural que elimina las bacterias, por lo que no hay que aplicarle ningún tipo de sustancia química que la pueda alterar.

La ropa interior que utilizamos también es importante a la hora de mantener ciertas infecciones y molestias alejadas de la zona íntima. Lo más aconsejable es usar prendas de algodón, siempre limpias y secas, y no de tejido sintético. Los compuestos textiles con elementos que no tengan origen natural o queden muy ajustados impiden la circulación del aire, favoreciendo la humedad y la producción de bacterias que dan lugar a infecciones en la zona íntima.

Otro gesto fundamental para mantener un cuidado íntimo adecuado es limpiarse siempre de delante hacia atrás con el papel higiénico. Esta costumbre tan sencilla mantiene los gérmenes y bacterias alejadas de la sensible mucosa vaginal, y evita futuras molestias en la zona genital.

A lo largo de la vida, la mujer atraviesa distintas etapas hormonales, como la aparición del período menstrual, la maternidad o la menopausia. Es importante acudir al ginecólogo en las vistas de control regulares y siempre que se tengan indicios, dolencias o se note alguna alteración en la zona vaginal. Al llegar a la etapa de la menopausia, la mujer puede notar irritación, sequedad o malestar en la zona íntima. Para ello está especialmente formulado SingulaGynec Hidratante Externo, un gel filmógeno hidratante que potencia la hidratación natural de la zona genital externa y le aporta confort.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 − uno =

Carrito de Compra
Aún no agregaste productos.
Seguir comprando
0