• Envíos GRATIS en pedidos superiores a 30€*

Consejos para ponerse en forma tras el embarazo

Tener un bebé es uno de los momentos más emotivos y que más transformará la vida de una mujer. Pero aparte de las alegrías y preocupaciones que conlleva traer una nueva vida a este mundo, el embarazo es uno de los estados que más cambios provoca en el cuerpo.

Por ello, te facilitamos unas pautas sencillas y esenciales para ponerte en forma tras la gestación:

1. Practica ejercicio y ponte metas reales. Después de un tiempo razonable tras haber dado a luz, y con el consentimiento médico, es hora de ponerse de nuevo en forma. Recuperar la silueta será un proceso progresivo y las zonas que más requerirán atención son el periné y las abdominales. A pesar de las recuperaciones de parto rápidas y espectaculares que nos llegan a través de los medios, es recomendable no seguir una estrategia radical y optar por una tonificación pausada pero continuada. Los ejercicios de Kegel son un gran aliado en la recuperación posparto ya que refuerzan la musculatura pélvica, la más afectada durante todo el proceso de gestación, y ayudan a prevenir problemas de salud como la incontinencia urinaria.

2. Aliméntate de forma equilibrada. Después del parto, si las condiciones son las adecuadas y la madre lo desea, el recién nacido se amamanta durante un período aproximado de 6 meses. La lactancia materna proporciona nutrientes esenciales para el buen desarrollo del bebé y, aunque se suele pensar lo contrario, también favorece la pérdida de peso que la madre haya podido coger durante el embarazo. Des el pecho o no, lo importante durante los primeros meses de posparto es no someterse a ninguna dieta estricta o rigurosa, tomar muchos líquidos y mantener una alimentación equilibrada y racional, que incluya carbohidratos integrales, proteínas magras y grasas vegetales saludables como las del aceite de oliva, el aguacate o ácidos grasos esenciales tipo omega 3.

3. Cuida tu piel antes y después. Una de las cosas que más preocupan a las mujeres antes y después de dar a luz es la aparición de estrías, causadas por el estiramiento de la piel y la rotura de las fibras elásticas que la componen. Como consecuencia aparecen cicatrices en forma de línea de color blanquecino o amoratado en aquellas zonas del cuerpo que más se han visto afectadas por el aumento de peso propio de la gestación: senos, vientre, muslos y caderas. Para evitar su aparición es importante mantener la piel profundamente hidratada y beber mucha agua, tomar alimentos ricos en vitaminas y nutrientes, y aplicarse a diario una crema específica. La triple acción del Cuidado integral de estrías de SingulaGynec tiene un efecto elastizante que previene y disminuye la progresión de estrías, reafirma y redensifica la piel, y reconstruye el tejido de la zona afectada. Es importante aplicarla diariamente antes y después del parto, tantas veces como sea necesario, para fortalecer la estructura de la piel y mejorar su elasticidad.

4. Incluye a tu bebé en la recuperación. Después del parto ya eres una más durante un largo tiempo de tu vida. Tendrás que acostumbrarte a contar con una personita que dependerá de ti constantemente. Incluye a tu bebé en tus rutinas de recuperación del embarazo. La piscina es un espacio ideal para los dos, fortalece la relación afectiva, aumenta la confianza y autoestima del bebé, y es un momento de diversión y relajación para la madre. Además, la fuerza de resistencia que ejerce el agua contra el movimiento del cuerpo te ayudará a tonificar la musculatura de todo el cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × uno =

Carrito de Compra
Aún no agregaste productos.
Seguir comprando
0