• Envíos GRATIS en pedidos superiores a 30€*

La piel sensible se manifiesta cuando la función de la barrera natural de la piel está deteriorada. Dicho en otras palabras, la piel sensible muestra una barrera cutánea deficiente y permeable, que permite que los agentes irritantes penetren fácilmente. Además, esta barrera insuficiente permite la evaporación del agua de la piel, lo que contribuye a que se deshidrate y seque con facilidad.

¿Pero cómo puedes saber si tu piel es sensible o no? En primer lugar debes saber que tu piel es sensible si se ve afectada por los cambios del entorno como el frío, el calor o el polen. También tienes una piel sensible si se seca o se vuelve grasa muy rápidamente y con cualquier cambio en el ambiente. Los síntomas de piel facial sensible pueden ser los siguientes: erupciones, escamas, enrojecimiento, hinchazón, descamación, ardor, tirantez y aspereza.

Los periodos de mucho estrés y falta de sueño son desencadenantes de la piel sensible. A menudo se acompañan de nutrición deficiente y niveles de hidratación bajos, situaciones que pueden exacerbar la piel ya seca e irritada. La piel sensible puede aparecer en cualquier lugar del cuerpo, pero lo más probable es que aparezca en la cara.

Resulta esencial utilizar siempre productos sin fragancias artificiales, uno de los peores alérgenos en los productos cosméticos. También es recomendable evitar productos demasiado fuertes para tu piel, por ejemplo los que llevan alcohol, jabones o exfoliantes demasiado duros. Otra recomendación es evitar el uso de agua demasiado caliente o demasiado fría. En síntesis, si tu piel es sensible, asegúrate de no utilizar ningún producto con fragancias y de utilizar productos sin alcohol.

Hemos visto que pueden ser muchos los motivos de que la piel de la cara se sensibilice. Pero, ¡tranquila! Tenemos la solución: XPERT Sensitive, el cuidado facial con el que lograrás atenuar la reactividad de la piel y aumentar su sensación de confort. Además, nuestra línea para pieles sensibles y reactivas presenta texturas adaptadas a este tipo de cutis con una excelente cosmeticidad: rápida absorción, ultra-ligeras, frescas y no grasas.

Otro punto clave para tratar las pieles sensibles es no utilizar jabón, pues la mayoría de los jabones contienen fragancia y pueden romper el manto ácido de la piel causando que se reseque y se ponga sensible. Es, por lo tanto, aconsejable utilizar syndet (synthetic detergent). Los syndets están recomendados para la higiene de pieles sensibles porque son mucho más suaves y respetuosos con la piel que el jabón tradicional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × dos =

Carrito de Compra
Aún no agregaste productos.
Seguir comprando
0