• Envíos GRATIS en pedidos superiores a 30€*

¡Ojo con el sol en la nieve!

Una de las cosas buenas que nos trae el invierno es la nieve en la montaña. Paisajes de cuento de hadas, un lujo para los amantes de la fotografía y también del esquí. Este deporte está muy aconsejado para trabajar los músculos abdominales, glúteos y piernas. De hecho, es un gran anticelulítico. Pero la nieve, tan blanca y silenciosa, tiene su lado “diabólico”, especialmente cuando se alía con el sol. El frío inhibe el aviso térmico de nuestro cuerpo y no nos damos cuenta del daño que está causando a nuestra piel.

La alta montaña puede provocar las lesiones más severas para la piel, más que las de playa en plena canícula. La potente radiación UVA/UV/IR no perdona, daña el ADN de las células cutáneas y produce su envejecimiento acelerado. Al parecer, a mayor altura, crece la intensidad de la radiación ultravioleta. Además, el sol se refleja en la nieve, intensificando su potencia hasta un 80% frente al 10% del agua del mar o el 25% de la arena de playa.

XpertSUN_nieve_Singuladerm_blog_bo
Otro factor curioso pero no menos peligroso es la contaminación o la falta de ella en la alta montaña. En las grandes ciudades, las nubes y la contaminación filtran los rayos solares, rebajando su potencia. En cambio, en alta montaña, el cielo está limpio y el sol llega directo, con toda su potencia, sin filtros, sin moderación, a lo bestia.

A estas alturas del post, ya debes estar convencida de la necesidad de usar un fotoprotector solar para preservar uno de los bienes más queridos de nuestro cuerpo: la piel.  Por si acaso, más datos: según la Academia Española de Dermatología, durante los meses de verano, la radiación predominante es la B (los UVB), que son las responsables de quemaduras solares y del cáncer de piel. En cambio, en invierno se reducen para dejar paso a los rayos ultravioleta A (los UVA), que provocan el envejecimiento de la piel. Estos expertos recomiendan usar factores de protección 50+ en zonas de nieve.

Gracias a los continuos avances en materia de fotobiología, SingulaDerm se ha centrado en el diseño de una nueva e inexistente generación de mecanismos de protección solar molecular a partir del estudio de dianas celulares fotobiológicas. Adentrándose en el campo de la fotodermatología, aprovecha el poder de los filtros fotodérmicos, para formular la línea XpertSUN: fotoprotectores pensados para aumentar la protección celular y maximizando la seguridad frente al sol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

12 + 9 =

Carrito de Compra
Aún no agregaste productos.
Seguir comprando
0