• Envíos GRATIS en pedidos superiores a 30€*

Ya quedan pocos días para que llegue la ansiada primavera. Los primeros rayos de sol y el buen tiempo traen consigo más ganas de salir, ropa más ligera y, por supuesto, zapatos abiertos y sandalias. Después de tener esta zona del cuerpo casi escondida durante todo el invierno, ha llegado la hora de presumir de pies.

Pero para lucir unos pies bonitos y olvidarte de los callos y los talones agrietados hemos de dedicarle unos cuidados especiales muy fáciles de seguir. Te explicamos paso a paso como conseguirlo:

  1. Sumerge los pies en agua tibia o caliente. Añade al agua un poco de jabón o sal. Aparte de disfrutar de un baño relajante y desestresante, ablandarás la piel en el caso de que esté muy seca y eliminarás las células muertas.
  1. Elimina las pieles muertas. Una vez reblandecida la piel de los pies, es el momento de emplear una lima especial o una piedra pómez. Este raspado superficial te ayudará a eliminar las escamas y las pieles muertas, suavizando el tacto de las partes más endurecidas como suelen ser los talones. Aun así, hay que tener precaución y no pasar la lima o la piedra en exceso.
  1. Exfolia. En el proceso de eliminación de restos de piel inerte de los pies también es aconsejable que aproveches para exfoliar ya que, además de eliminar las células muertas, mejorarás la circulación sanguínea y mitigarás la fatiga y el cansancio.
  1. Hidrata intensamente. Para conseguir una piel suave y unos pies hidratados, aplica una crema específica para esta zona del cuerpo. Si lo haces por la noche aprovecha para ponerte unos calcetines para dormir y así conseguirás que la crema penetre mejor y se potencie su efecto. Te recomendamos XPERT Régénérateur, una crema hidratante especialmente concebida para las pieles y las zonas extremadamente más secas como talones, codos, rodillas, piernas, plantas de los pies o cualquier otra parte del cuerpo con elevada necesidad de hidratación. Su fórmula está indicada para todo tipo de pieles, incluso las más secas, reparando y regenerando la piel agrietada desde la primera aplicación.
  1. Visita el podólogo. Antes de usar cuchillas para eliminar las durezas de los pies o si tienes problemas persistentes con los callos, acude a un profesional en podología para que te asesore.

Sigue estos simples consejos y…¡a lucir unos pies bonitos!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × tres =

Carrito de Compra
Aún no agregaste productos.
Seguir comprando
0