• Envíos GRATIS en pedidos superiores a 30€*
    Envíos GRATIS en pedidos superiores a 30€*

Todo lo que necesitas saber sobre las manchas en la cara

¿Te han aparecido manchas en la piel y no sabes cómo reducirlas?

Descubre todo lo que hay que saber para prevenir y tratar las manchas en la cara.

¿Por qué salen manchas en la cara?

Las manchas en la piel son áreas hiperpigmentadas que se producen por una acumulación anormal de melanina, un pigmento generado por los melanocitos. La principal función de estas células es producir pigmento a través de un proceso químico llamado melanogénesis, que tiene como principal función proteger la piel de los rayos UV y neutralizar los radicales libres.

Estos melanocitos se encuentran en su gran mayoría en el rostro y debemos prestar especial atención a su aparición para detectar qué tipo de mancha es y cómo tratarla adecuadamente.

 

Entre los factores desencadentantes más comunes de las manchas en la piel se encuentran el daño solar, la genética, los factores hormonales y ciertos medicamentos.


Tipos de manchas en la piel

Las manchas heterogéneas están producidas por alteraciones de la pigmentación de origen solar u hormonal, generalmente. Las manchas en la piel más comunes son:

  • Pecas: estas manchas suelen aparecer en la infancia y tienen un carácter hereditario dominante. Suelen tener un tamaño pequeño y se localizan en zonas expuestas al sol.
  •  
  • Léntigos: son manchas que pueden estar aisladas o agrupadas. Tienen una tonalidad parda, marrones o muy oscuras y una forma plana, redondeada y ovalada con bordes regulares. A diferencia de las anteriores, éstas pueden localizarse en cualquier parte del cuerpo y se producen por una sobreexposición solar y la contaminación ambiental.  Suelen aparecen en personas de más de 50 años que se han expuesto repetidamente al sol sin la debida protección.
  •  
  • Melasma o cloasma: son aquellas manchas que se desarrollan de forma lenta y simétrica especialmente en la zona del rostro (frente, barbilla, nariz, mejillas o labio superior). Se caracterizan por tener un color oscuro y predominan en el sexo femenino debido a sus causas hormonales. Se las relaciona con la exposición solar sumado a factores hormonales, estrés, consumo de medicamentos y predisposición familiar. Es por ello, que son muy comunes durante el embarazo.

 


5 consejos para prevenir y tratar las manchas

 

1. Utiliza siempre protección solar de amplio espectro SPF 50+ para proteger tu piel frente a los rayos UVB, UVA y luz visible. Es recomendable utilizar un protector solar a diario como XPERTSUN ™ Urban, que además de proteger el rostro de las radiaciones solares, revierte los signos del fotoenvejecimiento y fatiga en la piel. Aplícatelo generosamente 30 minutos antes de la exposición solar y recuerda reaplicártelo cada dos horas.

Presta especial atención a la sobrexposición al sol si te encuentras en situaciones como en embarazo, uso de medicamentos hormonales como los anticonceptivos, cortisona, antiinflamatorios como el Ibuprofeno o antibióticos ya que pueden empeorar el aspecto de manchas existentes e incluso, la aparición de nuevas manchas en la piel.

 

2. Si tienes granitos u otras imperfecciones en la piel como una herida o rascada, no te lo toques ya que te pueden dejar marcas difíciles de eliminar, que, además al exponerse al sol se oscurecerán.

 

3. Utiliza cosméticos con principios activos despigmentantes como la vitamina C combinada con la vitamina E o los retinoides tópicos, que además sirven como agentes hidratantes y antienvejecimiento.

 

4. Empieza a tratar las manchas con una rutina antimanchas que combine ácidos y péptidos para lograr una eficacia total contra las manchas. Para una mayor tolerancia de la piel a la rutina antimanchas, utiliza productos despigmentantes que incluyan péptidos despigmentantes como el StellightTM. La nueva gama despigmentante Radiant, formulada con ácidos y péptidos, refuerza la acción despigmentante en los 5 niveles de la síntesis de melanina para garantizar un mejor resultado contra las manchas. Recuerda ser constante con tu rutina antimanchas para notar cambios significativos en la piel.

 

5. Revisa tus lunares a menudo para ver que ninguno sufre cambios anormales. Acompáñalo de una visita periódica a tu dermatólogo para que te realice un examen más riguroso de tus manchas y te recomiende un tratamiento y una rutina antimanchas adecuada según tu piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + veinte =

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Escanea el código
¡Hola no soy un bot!

Soy tu consultora de belleza de Singuladerm. ¿Cómo puedo ayudarte?