09 :54 AM / Consejos Belleza / 0 Comentarios

Con el calor y altas temperaturas de verano lo más habitual es que la piel esté a menudo en contacto con el aire acondicionado de casa, la oficina o cuando vamos de compras. El aire acondicionado refresca el ambiente pero también lo reseca y reduce la humedad, lo que puede afectar a la luminosidad y belleza de nuestra piel ya que altera el manto hidrolípido natural que la protege.

Por ello te facilitamos unas simples rutinas para disfrutar de la climatización sin que tu piel se vea perjudicada por ello.

  1. Hidrátate al máximo. Intenta siempre beber pequeños sorbos de agua aunque no tengas sed e incluye en tus comidas apetitosas cremas frías de verduras, un rico gazpacho o zumos de frutas naturales. No te olvides que si tu cuerpo tiene suficiente agua donde primero se notará es en la apariencia y textura de tu piel.
  2. Lávate la cara y las manos con frecuencia. Es un buen método para evitar la sequedad de la piel, así como evitar el uso de jabones con perfumeo de tocador. Si quieres mantener el rostro limpio pero hidratado, incluye en tu rutina facial diaria XPERT Sindet de Singuladerm, una línea de limpiadores libres de jabones pensada para todo tipo de pieles, incluidas las más sensibles y disponible en tres texturas diferentes.
  3. Mantén una dieta antioxidante. Intenta reducir todo lo posible el consumo de carnes rojas, embutidos y alimentos procesados. De esta manera también disminuyes la formación de radicales libres, causantes del envejecimiento prematuro de la piel. Por el contrario, las frutas, verduras y hortalizas, son productos ricos en antioxidantes, lo que ayudan a que tu piel luzca más sana y joven.
  4. Aplícate cremas específicas. No te olvides de aplicar a diario una crema hidratante como Physiodephense Corps, una loción corporal que aporta 24 h de hidratación a la piel favoreciendo su elasticidad. Al ser de rápida absorción no nos dará pereza aplicárnosla después de la ducha o el baño, y en seguida nos aportará una sensación de confort. Además mejoraremos la resistencia de la piel, reafirmándola visiblemente y retrasando su envejecimiento.
  5. No lo agraves con tabaco.Fumar no entra en la ecuación de la belleza pues las toxinas del humo también resecan la piel ya que contienen monóxido de carbono y además genera otros problemas de salud en general. Cada momento es bueno para dejar de fumar definitivamente. Intenta no combinar aire acondicionado con el consumo de tabaco ya que notarás tu piel doblemente reseca. Si no fumas, evita los espacios con humo.

Con estos pequeños consejos seguro que evitarás que tu piel se reseque a causa de los aparatos de aire acondicionado. Como ves no cuesta nada seguirlos y tu piel seguro que lo agradecerá.

Publicado por:SingulaDerm
11noviembre
SingulaDerm / Cosmética / 0 Comentarios
11noviembre
SingulaDerm / Consejos Belleza / 0 Comentarios

Leave a reply