• Envíos GRATIS en pedidos superiores a 30€*

Otoño, tiempo de máximo cuidado facial

Llegó el mes de otoño y con él el desplome de las hojas. En otoño se modifican nuestros hábitos respecto al verano, las temperaturas cambian y nuestra piel experimenta cambios como la aparición de acné o sequedad. El otoño es una época de transición en la que el clima varía y con él nuestro cuerpo para adaptarse a la nueva situación. Nuestro cutis termina resentido de los excesos de temporada anterior, el sol y los cambios bruscos de temperatura.

Por este motivo es imprescindible darle una correcta hidratación y prepararlo para la llegada del frío del invierno. Para cuidar la piel después del verano debemos mantenerla hidratada, así como cuidar la limpieza de la piel tanto por la mañana como por la noche.

Es recomendable ingerir como mínimo dos litros de agua diarios consumidos a pequeños tragos de manera frecuente y es muy importante hidratar desde fuera nuestra piel con crema hidratante. Además, realizar una exfoliación semanal del cutis será de mucha utilidad para eliminar células muertas acumuladas en la piel a lo largo del verano, y así facilitar la hidratación de la piel.

Otros hábitos saludables para otoño son seguir una dieta variada y saludable, rica en frutas y verduras por su aporte vitamínico y antioxidante, llevar una vida tranquila, respetar las horas de descanso y practicar deporte.

Así pues, la entrada del otoño es una llamada de atención para que prestemos especial cuidado a nuestra piel. Después del verano y de cara al invierno, nuestra piel necesita más cuidados y atención que nunca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × 3 =

Carrito de Compra
Aún no agregaste productos.
Seguir comprando
0